Libro: “No me hagas pensar.” de Steve Krug

En esta entrada os voy a hacer un resumen del libro de Steve Krug: “No me hagas pensar”.  El autor, en este libro hace un repaso de las claves de la usabilidad. Es la nueva edición del libro (año 2015), en la que incluye un capítulo sobre usabilidad para móviles.

Portada del libro de Steve Krug: No me hagas pensar

Capítulo 1. ¡No me hagas pensar!

Primera norma de usabilidad

Se trata del principio fundamental de la usabilidad en el diseño Web. Una página web ha de ser obvia, evidente, clara y fácil de entender. Debe entenderse a primera vista, deben mostrar su encanto de un solo vistazo.

La primera clave de usabilidad es que la página no presente interrogantes al usuario como “¿por dónde empiezo?”, “¿por qué lo llaman así?” o “¿puedo hacer clic en esto?”.

Los interrogantes aumentan el trabajo cognitivo y distraen nuestra atención de la tarea que estamos realizando. Las distracciones, aunque pueden ser leves se acumulan y pueden llevarnos a abandonar el sitio.

Capítulo 2. Cómo usamos realmente la web.

Ojear, ser suficientes y apañárselas.

Si quieres hacer hacer págibnas web eficientes hay que tener en cuenta tres factores:

Factor nº 1: No leemos la páginas, las escaneamos.

La gente invierte poco tiempo en leer las páginas web, las leen muy por encima.

¿Por qué sucede esto?

Porque tenemos prisa y leemos justo lo necesario. Sólo nos interesa una parte del contenido y esscaneamos para encontrar esas partes relevantes. Centramos nuestro interés con palabras y frases que parecen encajar mejor con la tarea que tenemos entre manos, nuestros intereses personales o las palabras que causan una reacción repentina, como “Gratis”, “Oferta”.

Factor nº 2: No tomamos decisiones óptimas. Es sufiente satisfacer.

Cuando navegamos por una página web, hacemos clic en la primera opción que nos parece razonable, es decir, aplicamos la estrategia del satisficing.

Esto se debe a que tenemos prisa. Por eso, la estrategia del satisficing es mucho más efectiva. Si nos equivocamos, las consecuencias por el error cometido no son importantes, siempre podemos volver atrás. Y sopesar distintas opciones no ayuda a mejorar las oportunidades. Todo depende de nuestro esquema mental y de la confianza que tengamos en el sitio.

Factor nº 3: No averiguamos cómo funcionan las cosas, nos las apañamos.

A la gente nos da igual cómo funcionan las cosas, simplemente nos apañamos e intentamos averiguar cómo funcionan. Si nos funcionan de una manera, optamos por esa opción y dejamos de buscar otra solución.

Esto ocurre porque no nos importa saber cómo funcionan las cosas siempre que podamos usarlas. Arreglárselas funciona, pero termina siendo ineficaz y proclive al error.

Sin embargo, si los usuarios entienden el sitio, encontrarán mejor lo que buscan y se sentirán más seguros y convencidos cuando usen el sitio.

Capítulo 3. Diseño de rotulos 101.

Diseño de páginas para poder ser escaneadas, no para leer.

Hay varias claves para diseñar páginas web:

  • Aprovechamiento y uso de las convenciones
  • Crea una jerarquía visual  clara
  • División de las páginas en zonas bien definidas
  • Dejar bien claro sobre que se puede hacer clic
  • Eliminar el ruido visual
  • Formatear el contenido para facilitar el escaneo

Aprovechamiento y uso de las convenciones

Todas las convenciones nacen de la idea brillante de alguien. Si funcionan lo suficientemente bien, otros sitios la imitan y termina viéndose en tantas partes que no necesita ningún tipo de explicación.

Las convenciones son útiles. No hay que intentar reinventar la rueda: innova solo cuando sepas que la idea es mejor pero aprovecha las convenciones cuando no haya ideas mejores.

Creación de una jerarquía visual clara en cada página

Una buena jerarquía visual nos ahorra tales esfuerzos a la hora de preprocesar la página, organizar y establecer prioridades en los contenidos, lo que nos permite captar todo de forma casi instantánea.

Todas las páginas han de tener una jerarquía visual clara. Para ello, se basan en tres características:

  • Los elementos más importantes deben ser los más destacados. Los encabezados más importantes serán los más grandes y aparecerán en negrita.
  • Lo que está relacionado por lógica también debe estarlo de forma visual. Agrupar los elementos bajo un mismo título.
  • Los elementos se engloban visualmente para diferenciar cada una de las secciones o bloques.

División de las páginas en zonas bien definidas

Es importante dividir la página en zonas definidas con claridad para que los usuarios puedan decidir sobre qué parte quiere centrarse y cuáles ignorar.

Dejar claro sobre lo que se puede hacer clic

Hay que identificar fácilmente sobre lo que se puede hacer clic, los botones y lols enlaces.

Eliminar el ruido visual

Deshacerte de todo aquello que no contribuye a la solución debe desaparecer: todo lo que llama la atención, el ruido y la desorganización.

Formatear el contenido para facilitar el escaneo

  • Usar encabezados, que te permitirán decidir qué parte, leer, escanear o saltarte.
  • Escribir párrafos cortos para hacer más fácil el escaneo.
  • Usar listas.
  • Destacar los términos claves.

Capítulo 4. ¿Animal, vegetal o mineral?

¿Por qué le gustan al usuario las opciones mecánicas?

El número de clics no importa tanto como el esfuerzo de pensar lo que se debe hacer, y la incertidumbre sobre si la elección tomada es la correcta.

No importa el número de clics que se deban hacer mientras el camino sea sencillo y ofrezca la certeza de que se sigue la pista correcta.

Tres clics insconscientes e inequívocos equivalen a un clic que requiere cierto grado de reflexión.

Capítulo 5. Omisión de palabras innecesarias.

El arte de no escribir en la web

La tercera norma de usabilidad es:

Elimina la mitad de las palabras en todas las páginas y luego deshágase de la mitad de lo que quede.

Tenemos que eliminar el discurso innecesario. Otrra cosa que hay que eliminar son las instrucciones porque nadie las va a leer. Si las instrucciones son necesarias, hay que reducirlas a lo esencial.

Si se elimina lo innecesario se reduce el ruido de la página, haciendo que el contenido sea más relevante y se acortan las páginas, permitiendo que se vean de un solo vistazo.

 

Capítulo 6: Señales en la calle y migas de pan.

Diseño de la navegación

Comienza con un hombre intentando comprar una motosierra, para pasar a explicar las semejanzas y diferencias entre comprar en una tienda física y en la web.

La navegación web nos ayudará a encontrar lo que buscamos pero también nos indicará dónde nos hallamos. Evita que nos perdamos, nos dice lo que hay en cada lugar, nos enseña a usar el sitio (porque implícitamente nos muestra por dónde empezar y las opciones que hay) y nos permite confiar en las personas que la han creado.


Una navegación clara y bien desarrollada es una de las mejores oportunidades con las que cuenta un sitio para dar una buena impresión.

La navegación debe seguir las convenciones para localizarla con facilidad y distinguirla del resto del contenido. También ha de ser coherente y consistente a lo largo de las páginas, esto nos permite tenerla siempre a mano y aprenderla una única vez. Como excepción, en la home y en ciertos formularios (por ejemplo en la formalización de tu pedido) podemos tener una versión mínima de esta navegación coherente, pues en este caso la navegación puede ser una distracción innecesaria.

Otras claves que explica en este capítulo son:

  • Se debe identificar en todo momento en qué sitio nos encontramos, para ello debemos utilizar también la convención de incluir el logotipo en la esquina superior izquierda.
  • Las utilidades deben estar diferenciadas de las opciones principales de navegación y ser menos prominentes.
  • Se tiene que volver con facilidad a la página de inicio, tanto desde el logotipo como incluyendo la opción en las utilidades.
  • Se debe incluir una opción de búsqueda a no ser que el sitio sea muy pequeño. Repasa las buenas prácticas y las convenciones a seguir en el buscador, como por ejemplo no limitar el ámbito de la búsqueda.
  • Se debe resaltar la opción de menú en la que te encuentras.
  • Es importante incluir migas de pan y seguir unas buenas prácticas, como poner en negrita el último elemento o que este no sustituya al título de la página.
  • Los enlaces visitados deben cambiar de color.
  • Recalca la importancia del título de las páginas: su ubicación, su estilo o su texto.
  • El nombre de los enlaces, menús y títulos de las páginas han de ser coherentes entre sí.

    Si hay una mayor gran diferencia entre el nombre del vínculo y el nombre de la página o muchas discrepancias menores, mi confianza en el sitio (y en la competencia de las personas que lo han publicado) se verá disminuida.

     

Por último defiende su predilección por las pestañas de navegación. Indica que son claras y fáciles de entender, que es difícil perderlas de vista o confundirlas con algo que no sea la navegación, y que refuerzan que el contenido está dividido en secciones y que nos encontramos en una de ellas.

Las claves de las pestañas es que haya una seleccionada por defecto y que estén perfectamente dibujadas para que parezcan solapas de verdad: la pestaña activa debe pasar al frente.

Indica que es mejor que estén codificadas por color (un color diferente para cada sección) siempre y cuando no se confíe en que todos los usuarios perciban esta distinción, el color es genial como clave adicional, pero nunca debería basarse en él como clave única.

Capítulo 7. La teoría del Big Bang en el diseño de páginas web.

La importancia de situar a la gente en el camino correcto.

Este capítulo habla de todo lo que tiene que tener una página principal. Tiene que tener una identidad y decirnos para qué sirve.

  • Tiene que establecer una jerarquía del sitio, una visión global tanto del contenido como de sus características.
  • Disponer de un cuadro de búsqueda.
  • Debe ser sugerente, para convencer del buen contenido que tiene.
  • Debe tener promociones en las secciones.
  • Disponer de contenido actualizado y accesos directos
  • La página principal debe mostrar por dónde empezar y mostrar crediblidad y confianza.

 

El propio autor define que la teoría del Big Bang debe resumirse en cuatro preguntas, y comprender la web en unos segundos. Describir quién eres, qué haces y qué ofreces.

  • ¿Qué es esto?
  • ¿Qué tienen aquí?
  • ¿Qué puedo hacer aquí?
  • ¿Por qué debería yo estar aquí y no en otro lugar?
  • ¿Por dónde empiezo?

 

Para transmitir ese mensaje de quién eres, qué haces y qué ofreces debes hacerlo con unas pautas que son:

  • Escribe mensajes cortos, ir al grano. Establece las características importantes.
  • No uses una frase relativa a la misión de la empresa. Nadie las lee.
  • Usar líneas de etiquetas, que caractericen a la empresa. Deben ser claras, cortas (de seis a ocho palabras), y tener un beneficio claro.
  • A la hora de echar un vistazo rápido, deberíamos saber con confianza y claridad dónde podemos buscar y navegar.

Capítulo 8: El granjero y el ganadero deben ser amigos.

Por qué la mayoría de los argumentos de diseño web acerca de la usabilidad son una pérdida de tiempo y cómo evitarlos

La tendencia natural es a proyectar nuestros gustos o disgustos en los usuarios de la Web: creemos que a la mayoría de los usuarios les gustan las mismas cosas que a nosotros.

Para resolver el conflicto a menudo se intenta encontrar qué le gusta a la mayoría de los usuarios. El problema es que no hay un Usuario Medio. Sería estupendo saber si los desplegables son buenos o malos en función de si gustan o no a la mayoría, pero no hay una respuesta simple o correcta a esta pregunta.

La cuestión es que no es nada productivo preguntar cosas como “¿Gustan a la mayoría los menús desplegables?”. Lo más acertado es preguntar “¿Supone este desplegable con estos elementos y estos términos dentro de este contexto particular una buena experiencia para la mayoría de las personas que probablemente utilicen este sitio?”
Y solo hay una forma de contestar a este tipo de pregunta: probando.

Capítulo 9: Prueba de usabilidad por 10 céntimos al día.

Haz pruebas sencillas. Nunca es suficiente.

 

Las personas con frecuencia prueban para decidir qué color de cortinas es mejor, sólo para darse cuenta de que olvidaron poner ventanas en la habitación. Por ejemplo, podemos descubrir que no hay mucha diferencia si la barra de navegación es horizontal o existen menús verticales, si nadie entiende el valor del sitio.

Tristemente, así es como se hacen la mayoría de las pruebas de usabilidad: demasiado pequeñas, demasiado tarde y por razones equivocadas.

Dedica bastante tiempo a explicar la diferencia entre un grupo de discusión y un test con usuarios. No son lo mismo ni tienen el mismo objetivo.

Defiende la necesidad de realizar test con usuarios: es mejor probar con un usuario que con ninguno; y es mejor probar con un usuario al principio que con 50 al final.

Es bueno probar con personas que vayan a utilizar el sitio, pero más importante es probarlo pronto y con frecuencia. Si reclutar a los usuarios ideales para la prueba va a significar hacer menos pruebas, hazlas con cualquiera (a no ser que necesites un perfil muy concreto o la web sea de un campo muy específico)

Se pueden realizar las pruebas sin invertir mucho tiempo o dinero, y sin necesidad de muchos usuarios o de un laboratorio. Probar puede ser rápido, sencillo y barato.

A veces basta con pruebas tan sencillas como imprimir el formulario que has prototipado, enseñárselo a alguien y ver si tiene sentido para él.

Por ejemplo, realizar un test con solo tres usuarios te permite generar conclusiones más rápidas, agilizar las modificaciones y hacer otra ronda de testing. De esta manera, al final, más pruebas con menos usuarios detectan más problemas.

También es mejor exponer directamente en una reunión las conclusiones al equipo que redactar un extenso informe que al final nadie lee.

A continuación nos da consejos y pone ejemplos concretos basados en su experiencia. Por ejemplo recomienda proponer siempre tareas personalizadas. Es mejor “encuentra un libro que quieras comprar” que “encuentra tal libro”; o “inserta un anuncio de algo que quieras vender” que “insertar tal anuncio”. Cuando la gente realiza tareas ficticias no se implica emocionalmente y no puede usar todo su conocimiento personal.

Los problemas habituales que suelen encontrarse en los test con usuarios con:

  • no tienen claro el concepto
  • las palabras que buscan no están
  • lo que buscan está en la página pero no lo ven por el ruido o porque no destaca.

Tras las pruebas hay que resistir el impulso de añadir explicaciones a las páginas o añadir características que han propuesto los usuarios. Pero el mayor desafío suele ser reparar los problemas SIN estropear las partes que funcionan, pues todo cambio tiene consecuencias.

Capítulo 10. Mobile: No es una ciudad de Alabama

Bienvenido al siglo 21 – Puedes experimentar una ligera sensación de vértigo

 

¿Cuál es la diferencia en cuanto a la usabilidad de un dispositivo móvil?

Prácticamente la misma que para la web, los principios son los mismos. Con la diferencia de que la gente navega más rápido y lee menos en las pantallas pequeñas.

Una diferencia importante está en el diseño, que tiene una serie de limitaciones: decidir qué cosas tienen que hacerse y cuáles no pueden hacerse, por espacio. En cualquier cosa que se diseña, te estás enfrentando con limitaciones.

Al ser las pantallas más pequeñas, la gente tendrá que hacer clics más veces, pero eso está bien. Si tienes un sitio web, tendrás que hacerlo usable en pantallas de cualquier tamaño. Esto duplica el esfuerzo y es muy difícil de hacer bien.

Pero nos da tres sugerencias:

  • Permite hacer zoom para facilitar la lectura en el móvil.
  • No me dejes plantado en la puerta principal.
  • Proporciona simpre un link para el sitio Web completo.

 

También sostiene la idea de que las app tienen un problema: que deben ser comprensibles y fáciles de aprender, pero no lo son.

Para ello, habla del concepto de la memorabilidad, es decir: ¿recordarás cómo usarla la siguiente vez que pruebes, o tendrás que empezar de nuevo desde el principio? Para que sea fácil recordar su uso, tiene que ser fácil de aprender.

 

Capítulo 11. La usabilidad como cortesía común.

Por qué su sitio web debe ser mensch

¿Qué va minando la buena voluntad del usuario hasta llevarlo a abandonar?:

  • ocultar la información que quiere: el teléfono de soporte, los costes de envío, los precios, etc.
  • castigarle por no hacer las cosas a tu manera: obligarle a incluir los datos con un determinado patrón, como espacios en el número de la tarjeta
  • pedirle información que no necesitas
  • la falta de sinceridad, con mensajes como “su llamada es importante para nosotros” pero te tienen 20 minutos a la espera
  • los obstáculos en su camino, como tener que verse una introducción Flash a la fuerza
  • que el sitio parezca de aficionados: desorganizado, descuidado y poco profesional

 

Por el contrario, la buena voluntad del usuario aumenta cuando:

  • Conoces las principales cosas que las personas quieren hacer en tu sitio y estas son obvias y sencillas
  • Les dices lo que quieren saber
  • les ahorras pasos siempre que puedes
  • Te esfuerzas en dar la información que necesitan, precisa y de utilidad, organizada de forma que puedan encontrarla
  • Te anticipas a las preguntas probables y las respondes con franqueza
  • Les proporcionas comodidades como una impresión correcta de las páginas
  • Les facilitas la recuperación ante los errores
  • Te disculpas cuando es necesario si algo está causando un problema

 

Capítulo 12. La accesibilidad web y tú.

Cuando piensas que ya lo has hecho todo, aparece un gato con una tostada untada con mantequilla atada a la espalda

A los vigorosos desarrolladores de 25 años (son palabras del autor, no mías) les es difícil creer que un gran porcentaje de la población necesita ayuda para acceder a la web. Les parece exagerado. También les cuenta creer que hacer las cosas más accesibles nos beneficia a todos.

Temen además que supondrá más trabajo y que el resultado será menos atractivo.

El autor también habla de la tendencia a pensar que el validador de accesibilidad es como un corrector ortográfico. Además la mayoría descuida las advertencias pues no les parecen problemas reales. Sin embargo, las advertencias pueden hacer referencia a requisitos determinantes pero que simplemente no son evaluables automáticamente.

Da cinco consejos:

  • Soluciona los problemas de usabilidad que nos confunden a todos… seguro que también estarán confundiendo a los usuarios con alguna discapacidad.
  • Lee una página con un lector de pantalla.
  • Lee un libro sobre accesibilidad web.
  • Usa CSS.
  • Revisa tu código HTML para asegurar que:
    • incluyes texto alternativo a las imágenes
    • Usas los encabezados correctamente.
    • Usas label en los formularios
    • es accesible por teclado
    • no usas javascript sin una buena razón
    • no usas mapas de imagen del lado del servidor.

 

Capítulo 13. Guía para perplejos

Haga la usabilidad presente

 

¿Como puedo convencer a mi jefe para conseguir usuarios y me dejen el tiempo necesario para realizar las pruebas?

Hay que conocer el tema. Hace una pequeña introducción sobre cómo ha cambiado el campo de la usabilidad desde sus comienzos hasta ahora, así como los diferentes términos aplicados, que los califica como “que le han salido muchos hermanos”.

Da una serie de sugerencias para convencer a la gerencia de la empresa:

  • Haz una demostración ROI.
  • Habla sobre asuntos críticos, asuntos que interesen a la empresa
  • Consigue que tu jefe observe una prueba de usabilidad
  • Realiza una prueba de la competencia
  • Empatiza con la gerencia de la empresa

 

Al final  del libro, recomienda unos libros:

 

O algún libro de Susan Weinschenck:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *