Steve Krug: “Haz fácil lo imposible”

Haz fácil lo imposible

Este libro de Steve Krug, se considera como una continuación, una segunda parte de su libro “No me hagas pensar”, que se trata de una guía para detectar problemas de usabilidad.

Haz fácil lo imposible

Comienza el libro explicando qué son las pruebas de usabilidad y explica la diferencia entre:

  • pruebas cuantitativas: su objetivo es demostrar algo (“esta versión de la web es mejor que la anterior”, “mi web es mejor que la de mis competidores”) y lo hace midiendo algo (“cuántas personas terminan las tareas”, “cuánto tiempo les lleva”). Tienen que ser rigurosas o los resultados no serán fiables.
  • pruebas cualitativas, donde se enmarcan las pruebas “hágalo usted mismo” de las que trata el libro, pruebas informales y con menos usuarios. Sencillas y eficaces.

 

El autor, resume sus recomendaciones en un serie de máximas o factores de éxito, para que el lector no lo olvide:

Máximas de Steve Krug en “Haz fácil lo imposible”

  • Una mañana al mes, esto es todo lo que pedimos. No se necesita invertir más tiempo, salvo el necesario para preparar la prueba. Durará una mañana y se debatirá lo ocurrido a la hora de comer. Sin informes, basta un email con el resumen.
  • Empiece más pronto de lo que crea que tiene sentido. Puedes probar tu sitio, aunque lo vayas a rediseñar, para saber qué evitar; puedes probar los de la competencia para ver qué funciona mejor; y puedes probar no solo el prototipo, también el boceto de la página en una servilleta, un wireframe o el diseño gráfico. Lo importante es no esperar hasta el final para comenzar a probar.
  • No sea exigente en la selección, y valore basándose en promedios. No te obsesiones por encontrar usuarios reales o representativos de la audiencia objetivo, especialmente al principio, porque los errores serios los va a encontrar “casi cualquiera”. A veces también es interesante conocer la perspectiva de personas ajenas al negocio. Los usuarios pueden ser incluso de tu empresa, siempre y cuando sean de otros departamentos (administración, finanzas, etc.) También enumera las razones por las cuales tres usuarios son suficientes y por qué estos no deberían participar en las siguientes rondas.
  • Conviértalo en un deporte de masas: intenta que el mayor número de personas en tu empresa asistan a las pruebas, especialmente consigue que vengan directivos, porque “ver es creer”. Observan, aprenden, toman notas y asisten al debate. Deberían sintetizar los tres problemas de usabilidad más graves que han visto en cada usuario de la sesión. Es importante que la sala de observación y la sala de pruebas estén lejos, así que necesitas un cómplice en la sala de observación para que las cosas funcionen y la gente esté concentrada. También habrá que saber lidiar con los egos heridos. Solo deberían asistir al debate posterior los que han asistido a la sesión de prueba.
  • Céntrese implacablemente en los problemas más serios. Hay que salir del debate posterior a la sesión con una lista de los problemas de usabilidad más importantes y con una lista de los que se van a solucionar antes de la siguiente ronda. Siempre hay más problemas que recursos, por tanto es muy importante centrarse primero en lo más grave.
  • Cuando solucione problemas, intente hacer lo menos posible. Ya tienes la lista de problemas a solucionar, ahora pregúntate, “¿cuál es el cambio más pequeño y sencillo que podemos hacer para impedir que la gente tenga este problema que hemos observado?” Esto nos asegura que el cambio será sencillo de implementar y que se hará en unos días. Un problema serio puede tener una solución sencilla, que suele ser modificar algo (no rediseñarlo, y da 10 razones por las cuales modificar es mejor que rediseñar) o eliminar algo (no añadas, normalmente hay demasiadas cosas y lo que necesitas es quitar)

Una de las cosas que la gente tiene la tentación de hacer cuando hay un problema de usabilidad es añadir algo. Si alguien no ha entendido las instrucciones, añada más instrucciones. Si alguien no ha podido encontrar lo que estaba buscando en el texto, añada más texto. Si alguien no se ha dado cuenta de algo que necesitaba, añádale más color, póngalo en negrita, o más grande.

Pero muy a menudo la mejor forma de solucionar un problema de usabilidad es hacer justo lo contrario: quitar algo. Elimine algo de la página.

La mayoría de las páginas tienen todo tipo de cosas que el usuario no necesita: demasiadas palabras, demasiadas imágenes irrelevantes, demasiada decoración, demasiado “ruido”, y ésa es la razón por la que los usuarios no encuentran lo que necesitan.

Un diseñador sabe que ha alcanzado la perfección no cuando ya no que queda nada que añadir, sino cuando no haya nada que quitar”, Antoine de Saint-Exupèry.

El autor enumera una serie de problemas que se pueden encontrar los usuarios, los cuales voy a escribir a continuación:

Problemas de usabilidad en “Haz fácil lo imposible”

  • Los usuarios no entienden el sitio. Si en los primeros segundos no saben de qué va el sitio, quién lo publica, qué tipo de cosas tiene, cómo está organizado, qué puedo encontrar aquí y qué puedo hacer aquí… todo está perdido. Empezarán con mal pie y cada vez estarán más perdidos. En este sentido, las homes suelen tener demasiadas cosas. La home sigue siendo importante porque, si aterrizas en una página interior, a menudo irás a la página de inicio para salir a la superficie y orientarte, para saber de qué va este sitio, qué más ofrece o si es creíble.
  • No se ofrecen pistas visuales. Es posible mantener el atractivo visual y no caer en sutilezas a la hora de dirigir la atención de la gente: ese es el botón de pagar, eso es el título, ese es el menú en el que estás, etc.

Los capítulos 6, 7 y 8 los dedica a dar recomendaciones sobre cómo preparar y llevar a cabo las pruebas: la selección de las tareas, la correcta elaboración y presentación de los escenarios (las tareas tal y como se van a proponer a los usuarios: no utilizar palabras que aparezcan en la web, permitir o no el uso del buscador, etc.), un listado de todo lo que tienes que tener en cuenta para que no se te olvide nada, o cómo realizar correctamente el trabajo de “facilitador” durante la prueba.

Se pueden descargar diferentes plantillas desde su web.

Al final dedica un capítulo a los test en remoto, moderados o no, sus ventajas e inconvenientes.

Sus herramientas preferidas son Camtasia para grabar sesiones (considera que Morae puede ser excesiva para la mayoría de la gente); GoToMeeting para compartición de pantallas; y Usertesting.com para test en remoto no moderados.

Y también recomienda los siguientes libros:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *