¿Qué es para mí la discapacidad?: Visión personal

Me he animado a contar qué es para mí la discapacidad, ya que se ha celebrado en estos días el Día Mundial de la Discapacidad.

¿Qué es la diversidad funcional para mí?

Visión personal de la discapacidad/diversidad funcional.

Después de poneros una entrada con la legislación, toca escribir un poco sobre lo pienso y siento. Con la ley, las cosas van muy lentas porque prácticamente no nos tienen en cuenta y porque no se cumple, así que lanzo mi mensaje:

La discapacidad o diversidad funcional, (me gusta denominarlo así), es la palabra correcta. ¿Por qué? Porque el prefijo dis- implica negación de algo. Entonces, ¿que quiere decir, que yo soy menos capaz que tú o que yo no soy capaz? Eso es totalmente falso. Cada persona es capaz de una manera distinta.

Por otro lado, no sólo están las barreras arquitectónicas, sino también las barreras mentales. Las barreras mentales, como la propia palabra dice, están en vuestra mente. Los límites los pones tú, están en tu cabeza.

Y yo pregunto: ¿Por qué existe tanto miedo a hablar o a tratar con una persona con algún tipo de dificultad? ¿Por qué pensamos que una silla de ruedas limita nuestra capacidad? ¿Por qué no pensamos en las capacidades de las personas?

Hay gente que, bien por miedo, por desconocimiento o por pena no sabe cómo reaccionar. Sí, por pena, lo he escuchado muchas veces. Y yo pienso, ¿pena de qué? De verdad, no tenéis que sentir pena. Si tenéis la suerte de conocer a personas con algún tipo de patología, síndrome o lo que sea, os pido por favor, que actuéis con normalidad. Que preguntéis, que no mordemos.

Me he encontrado con madres que le dicen a sus hijos que no pregunten, que a ver si me voy a molestar. Es justo al revés, si los niños preguntan es porque tienen curiosidad por saber y por ayudar. Con una respuesta ya se quedan tranquilos, o al menos, más conformes. A los padres les digo que no pasa nada, que es normal.

Una de las cosas que podemos ofrecer, es un punto de vista de la vida totalmente diferente. En mi caso, desde una silla de ruedas (en otros casos, será en función de los problemas que tenga la persona en cuestión). Por ejemplo, unas muletas, un bastón, unos audífonos o un tablero de comunicación.

¿Que para qué sirve esto? Muy sencillo. Puedes aprender otras cosas, puedes aprender de nosotros y enriquecerte como persona. Y también los niños. Cada uno de nosotros es diferente y te aporta algo distinto.

La diversidad funcional es aprender a aceptarnos tal y como somos, y querernos como tal. Vamos a dejar de pensar en el físico y pensemos en las personas.

Las circunstancias del destino… que un día nos pusó ahí por algo. Y ese algo es enseñar a la sociedad que a pesar de todo, dentro de nuestras capacidades y siempre y cuando el entorno nos acompañe, somos capaces. Para conocer a la gente hay que tener paciencia. Paciencia para que nos dé tiempo a decirte lo que queremos de la mejor manera que podamos, aunque sea lo más simple del mundo. Somos personas que piensan y sienten como cualquier otra, y eso muchas veces a mucha gente se le olvida.

Una cosa muy importante es que para mí, cada día es una lucha constante por aprender y también me sirve para superarme a mí misma. Porque cuando consigues lo que quieres, nadie conoce el esfuerzo que hay detrás. Nadie lo sabe. Nadie te regala nada. Pero lo mejor, es que una vez que la puerta se abre, ya el camino es todo tuyo. Sólo te queda seguir caminando hacia delante para llegar a la cima. Sólo hay que confiar en uno mismo.

La vida consiste en ser feliz con lo que haces, siguiendo tu ritmo. Sin correr, pero sabiendo lo que haces a cada pasito que das. Creo que no hay mayor satisfacción personal que esa, la de superarnos a nosotros mismos.

Conclusión

Sólo quedar recordar una cosa: Valora lo que la gente puede hacer. Olvídate de lo demás. Tanto la silla de ruedas, como el bastón, los audífonos o el tablero de comunicación, son una ayuda más en nuestra vida diaria. Es algo que necesitamos para poder convivir en sociedad y vivir nuestro día a día.

Por todo esto, pienso que más allá de la ley, es muy importante la visibilidad y crear conciencia: Para conseguir el respeto y cambiar las miradas de una sociedad que aún tiene un concepto erróneo de la diversidad funcional. Cada uno de nosotros desde cualquier parte del mundo lo hace como puede. Aún queda mucho por hacer y nadie nos va a parar.

Si cambias tu mirada, cambiará nuestra realidad

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *