Reflexión: El caso de Inés y el CEE María Mariño

Introducción

En estos días ha saltado la noticia de que a Inés, una niña con diversidad funcional le han expulsado de un campamento de verano. Porque según parece sigue habiendo padres que no quieren que sus hijos conozcan lo bonita que es la diversidad. Que no quieren que sean más humanos y que aprendan a conocer y a respetar. Pues vaya tela.

El caso de Inés y Centro Educación Especial María MariñoEE

La respuesta del personal del campamento tampoco es la adecuada, si se justifican en que estaban totalmente concienciados de que la niña iba a estar en el campamento disfrutando y jugando con los demás, como cualquier niño que se precie, de unas merecidas vacaciones. 2 semanas. Sólo 2 semanas.

Más allá de habladurías y comentarios y quejas de padres, madres, niños y niñas, los principales responsables son el personal del campamento. Que sepáis que no tenéis ni puñetera idea de que teniendo un poco de cuidado con los niños y un poquito de paciencia se pueden hacer las cosas. Con un poquito de humanidad y empatía. A ver si aprendemos que ya va siendo hora.

Ante tal panorama, volvemos a la misma guerra de siempre: Hay que educar en valores. Educar en la diversidad humana, en la empatía, y en la inclusión. Tenemos que tener siempre presente que los niños y niñas repiten todo lo que pasa a su alrededor desde que son pequeñitos y desde que tienen uso de razón.

¿Qué ejemplo les dan a los hijos e hijas esos padres que han permitido que discriminen a otra niña? Las personas adultas son el ejemplo de los niños y niñas.

¿Qué ejemplo da el personal pasando de largo de todo este tema? Desde luego, humanidad y empatía no han demostrado ninguna. Basta ya de capacitismo, basta ya de segregación. Así va el mundo.

Era tan sencillo como proponer una actividad e ir rotando con los demás compañeros y compañeras y llevar a cabo la inclusión, en donde esa niña se sienta integrada por su entorno.

De verdad, que no sabéis lo que se aprende cuando se tiene a una persona con diversidad funcional cerca, sea como sea y con la patología que tenga. Todo el esfuerzo que se realiza desde que somos pequeños por parte de grandes profesionales: fisioterapeutas, logopedas, psicólogos, ayuda en el entorno familiar… ¿Sabéis lo que es eso? Pero nada, parece que sois más felices en vuestra ignorancia y pasando del tema, ¿no?

Porque desde luego, si hay algo que aprende nuestro entorno cuando se encuentra con un caso así es amar la diversidad humana en cualquiera de sus formas. Y de eso, tenemos que sentirnos orgullosos. Orgullosos de ser como somos, orgullosos de poder enseñar a la sociedad lo que somos y lo que damos: amor, cariño y mucho aprendizaje para el resto de los mortales.

Seguir abriendo puertas

Y lo voy a decir porque puedo decirlo y puedo dar voz a aquellas personas que lo necesiten. Siempre, cada vez que vais a un sitio, hay que seguir abriendo puertas y seguir abriendo mentes, y seguir y seguir y seguir. No os rindáis nunca.

Yo misma he vivido muchas situaciones así, de gente que se desentendía de las cosas y que no prestaban la atención necesaria o no le daba el valor que requería. Y a base de palos han aprendido. No hace falta una persona al cuidado de otra que puede valerse por sí misma, y que lo único que necesita es un poquito de paciencia. No se trata de segregar, sino de incluir y de convivir. Es que no hay otra manera de enseñar, pero parece que todavía hay gente que no lo entiende.

Y también tengo que comentar lo positivo: cuando me han dado una oportunidad, he ido abriendo puertas, he ido demostrando y he ido normalizando la diversidad funcional.

A esas personas que conocen a alguien con diversidad funcional, no sólo familias, sino gente que han tenido la oportunidad de conocerme más tarde, por las cirscuntancias de la vida han cambiado su visión de la diversidad. Estoy segura de que han cambiado su pensamiento y han aprendido a ser un poquito más humanos.

No hace falta que haga las preguntas, porque creo que ya las sabéis, pero por si acaso, las vuelvo a repetir para un ejercicio de concienciación para todo el mundo.

¿Qué pensaste de mí cuando me conociste por primera vez? y la otra que también es muy importante: ¿Qué piensas de mí ahora? ¿Qué te he enseñado? Pensad un poquito antes de hacer y decir nada.

Si ves a alguien con diversidad funcional por primera vez y no sabes cómo reaccionar, intenta conversar con esa persona y trátale acorde a su edad y déjale que demuestre, déjale que reaccione, dale tiempo. Intenta tener paciencia y no juzques sin conocer.

Desde luego, la actitud que han tenido es intolerable. Aplaudo la decisión del CERMI de llevar el caso ante la Fiscalía. Muy bien hecho.

Centro de Educación Especial María Mariño (A Coruña)

Y para seguir con casos de injusticia, porque vuelvo a recordar, no me gusta dejar a nadie atrás,  voy a hablar del Centro de Educación Especial María Mariño, de un reportaje que se emitió en la Sexta (que no lo comenté en su día porque de la impotencia que tenía no podía ni escribir).

Quien lo haya visto sabe de que trata, y si no, pues aquí dejo un vídeo que demuestra las cirscuntancias en las que se encuentran estas personas.

El caso es que no me puedo callar porque conozco de primera mano cómo se trabaja ante estas situaciones y esto no se puede permitir. Yo esto no lo he visto en mi vida. Estos niños necesitan una comida adaptada para ellos porque se pueden atragantar y las consecuencias pueden ser graves. Cuando hay que dar de comer a los niños, se mueve todo el centro para darle de comer a los niños. Necesitan atención personalizada las 24 horas del día.

La impotencia de estos padres es que no se puede describir. Las imágenes hablan por sí solas.

Pero el caso no acaba ahí, el caso se traslada al Delegado de la Xunta. Chicote insiste en que tiene que tomar medidas en el asunto, pero el Delegado parece desentenderse y no tomarle la importancia que requiere. De verdad, que no entiendo nada. Lo que digo siempre, hasta que no te dan un palo, no reaccionas. No entiendo la pasividad ante este tipo de casos, la verdad.

Yo solo espero que por cercanía y salud, principalmente por salud, estos niños y niñas vayan al centro que Amancio Ortega quiere construir en Vigo.

Y así podría seguir comentando casos, casos y casos. ¿Hasta dónde estamos llegando? ¿Qué estamos haciendo como sociedad? Cuánta falta de humanidad…

Cada vez que ocurren cosas así estamos en una situación de indefensión. Ya es hora de que se empiecen a hacer las cosas como hay que hacerlas.

El artículo 1.a del RDL 1/2013 de noviembre, dice lo siguiente:

«La erradicación de toda forma de discriminación, conforme a los artículos 9.2, 10, 14 y 49 de la Constitución Española y a la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y los tratados y acuerdos internacionales ratificados por España.»

 

Reflexión: El futuro es feminista

Introducción

Esta semana voy a escribir un poco sobre mi experiencia con la Comunidad WordPress España. La verdad es que bueno, si lleváis leyéndome mucho tiempo sabéis quién soy. Y si no, voy a hablar un poco para quien no me conozca.

Mis inicios con la Comunidad de WordPress practicamente fueron casi de casualidad buscando algo que me permitiera hacer un poco lo que yo estoy haciendo y tengo: crearme un blog donde hablar de lo que me gusta y compartir lo que sé. Y también reflexiones para la concienciación social para contribuir a una sociedad más justa y más equitativa para las personas con diversidad funcional.

Así como quien no quiere la cosa, conocí a esos verdaderos cracks de la Comunidad, como son Roberto y Mercedes de Mowomo,  que sin pensarlo, me propusieron dar una charla. Y yo acepté, sin imaginarme la repercursión que iba a tener claro, y a día de hoy me alegro de haber tomado esa decisión.

El futuro es feminista

¿Qué es WP Fem?

WP Fem es un proyecto sin ánimo de lucro, creado por dos compañeras (Nora y Marta), de la comunidad de WordPress de España para dar visibilidad a esas mujeres que lo necesiten, que necesiten un apoyo para lo que les haga falta.

No habrá muchas referentes en el mundo de la tecnología, (como en todo, pero vamos avanzando poco a poco), que nos hayan permitido y ayudado a dar el paso de una manera más fácil y más amena, pero aquí estamos nosotras, que hemos llegado para quedarnos. Agárrate a nuestras manos, atrévete a dar el salto y apóyate en nosotras.

Porque sin nosotras se para el mundo.

Y yo, desde aquí quiero ofrecer mi apoyo y hacer un llamamiento a todas esas mujeres que se sienten inseguras, que no saben qué hacer, o que creen que sus conocimientos son basicos o que creen que no van a aportar nada, decir que eso no es verdad. Que aquí tenéis una comunidad dispuesta a ayudar en lo que necesitéis. Que hacéis falta para equilibrar esa brecha con los hombres y tenéis que demostrar vuestra valía.

Por suerte, en la Comunidad WordPress España, esa brecha disminuye cada día más para igualarse. Si no lo hacéis, nunca sabréis lo que puede pasar, no sabréis cómo podéis mejorar por vosotras mismas, porque la experiencia que se vive es brutal.

Como se suele decir y no por ser un dicho, sino porque es verdad: Aunque no lo creas, todo el mundo es bueno en algo. Solo tienes que saber desarrollar tu potencial.

Quizás a lo mejor escribo y no consigo nada, pero nunca perdemos nada por intentarlo. Porque si quieres que las cosas se consigan, lo mínimo que tienes que hacer es intentarlo.

No sé si es que es yo por mis cirscuntancias personales, tengo una visión muy positiva de la vida, pero no me da miedo de nada y siempre estoy dispuesta a dar lo mejor que tengo. Y para eso, hay que olvidarse de los miedos y las inseguridades que puedas tener. O incluso por timidez, que también puede ser.

Obviamente, como cualquier persona hay cosas que te generan más miedos que otras, pero hay que saber tomar la iniciativa: pensar, creer en ti, saber que puedes hacerlo y que nada ni nadie te pare. Pero esto es una decisión personal de cada una. El miedo escénico siempre está ahí y no lo podemos negar. Pero una vez empiezas te olvidas de todo.

Pero lo dicho, hay que convencerse y dar el paso. Es lo que digo, no hay mejor frase que define una cosa así:

«Si yo puedo, tú también»

Ayudamos a cambiar, a evolucionar y a crear. En mayor o menor medida cualquier aporte es bueno. Sirve para ayudarte a crecer como persona. Empieza construyendo tu camino.

Quiero que sepáis que gracias a la tecnología tenemos más visibilidad y eso nos empodera muchísimo y es importante para seguir avanzando.

También a esos compañeros aliados que nos apoyan, aprenden y practican la escucha activa para lograr la empatía y para poder entendernos mejor.

Frydas Diversas

Y a mí como no me gusta dejar a nadie detrás, me parece muy importante también mencionar a al grupo de Frydas Diversas, compuesto por mujeres feministas con diversidad funcional. Es una cuenta bastante interesante porque comparten noticias de todo tipo y siempre es bueno echar un vistazo para aprender de todo y darnos cuenta de lo que todavía queda por luchar.

Necesitamos lograr la aceptación de toda la sociedad, eliminar el capacitismo que nos impide seguir avanzando y romper esos prejuicios que siempre tenemos las mínorías sociales. Para todo, para ejercer cualquier cosa a nivel personal, a nivel laboral y en todos los ámbitos de nuestra vida eliminando así la brecha de género y la brecha digital. Y también la interseccionalidad.

Hay que romper esas barreras de la mejor manera que podemos hacerlo: visibilizándonos cada una en cualquiera de sus formas y haciendo ver que somos igual de capaces que el resto de la sociedad.

Pikara Magazine

Es una revista feminista con un enfoque crítico y transgresor. Me ha parecido muy interesante el artículo de Mónica Rodríguez Valera, usuaria de Lengua de Signos, donde cuenta que existen muy pocos eventos en lengua de signos y el material audiovisual feminista en internet no tiene subtítulos. Destaca que los servicios de Interpretación de Lengua de Signos es una inversión colectiva.

«Desearía que ninguna persona sorda, ni ninguna persona afín por cercanía, sufra de privación de la lengua de signos».

Educación feminista

Desde el punto de vista de la educación, teniendo en cuenta la importancia del feminismo me parece increíble que a día de hoy no se imparta la carrera de feminismo en toda España. Sólo se da en ciclos superiores y algunos másteres superiores. La carrera se imparte en las Universidades de Madrid y Barcelona. ¿Por qué no se le da la importancia que tiene?

Y para seguir, aquí os dejo la carta reivindicativa de una niña de 13 años cuestionándose el aprendizaje y la enseñanza del sistema educativo en España. (¿Veis cómo cambiamos las cosas?). Hay que destacar que las generaciones están cambiando muy rápido.

Y yo siempre digo lo mismo por la parte que me toca: nunca me cansaré de decir que la base de la educación también está en aprender de la riqueza que nos ofrece la diversidad y la colaboración con el conjunto de la sociedad.

Además de eso, es importante una escuela donde se fomente el espíritu crítico, que nos ayude a pensar, a razonar, a aplicar la lógica y a empatizar. Con todos los recursos de los que disponemos podemos hacer muchas cosas, no solo memorizar. Tenemos mucho que aprender de la educación finlandesa.

Lo que no puede ser es que aquí en España tengamos una generación muy preparada con estudios y másteres, que el sistema no valora como se merece y termina yéndose fuera. ¿Qué estamos haciendo? ¿Qué nos va a quedar? Vamos a aprender a valorar a los profesionales que se forman aquí.

De momento, podemos decir varias cosas:

  • Hermanas, la justicia por fin ha dado un paso al frente: La Manada está cumpliendo condena. Seguimos en la lucha por la igualdad, partiendo de la base de la educación y el ser visibles y combativas. Sólo así podremos construir una sociedad más igualitaria y más diversa. El caso de La Manada debe ser un punto de inflexión para comenzar a cambiar las cosas de verdad. Para que no se den más escuelas de manadas.
  • Como buena madridista que soy: El Real Madrid por fin va a tener un equipo femenino en la Liga Iberdrola.
  • Aunque es relativamente reciente, las mujeres vamos dando pasos. Me alegra ver que las niñas van a tener referentes en dos de los deportes mayoritarios: el fútbol (Vero Boquete, Jenni Hermoso…) y el baloncesto (Amaya Valdemoro, Laia Palau, Marta Xargay…). Algo muy positivo para las generaciones venideras por la repercusión mediática que tienen estos deportes.

 

Aún queda mucho por hacer, pero no nos rendiremos, no nos callarán.

El futuro es feminista.

Accesibilidad: Móvil y videojuegos

Introducción

Escribo esta entrada porque he estado pensando en estos días varias cosas. Para empezar, es algo que siempre me he preguntado.

Accewsibilidad: móvil y videojuegos

Una de las cosas es que me parece muy triste, pero muy triste que en Whatsapp haya tropecientos modelos de familia: familias monoparentales, homosexuales, heterosexuales, con hijos, con perros, con gatos, con abuelos, de todo. Eso está muy bien, pero ya que estamos en el mes de la libertad, ¿Dónde están la banderas de la L y la B? Puede parecer una tontería pero no lo es. ¿Porqué tengo que pulsar tres corazones para representar la bandera tricolor pudiéndolo hacer sólo una vez? Mejoremos la usabilidad.

y aquí viene la pregunta: ¿Las personas en silla de ruedas, qué somos? ¿Monigotes? ¿Siluetas? ¿No sentimos?, ¿no lloramos?, ¿no reímos?, ¿no nos enamoramos?.

Como cualquier otra persona, también queremos vernos representadas ahí, también nos enamoramos, también podemos tener pareja e hijos, o un animal.

Entiendo que es una manera de representar un símbolo para determinar el derecho de las personas con diversidad funcional, o un certificado de discapacidad o una plaza de aparcamiento o un servicio adaptado. Pero somos algo más que un simple monigote: somos personas.

Y ya de paso aprovecho la entrada para comentar exactamente la misma situación en el mundo de los videojuegos: la representación de personas en sillas de ruedas es practicamente nula, por no decir nula. Hay muy pocos personajes con los que nos sintamos identificados.

Accesibilidad: Personajes con diversidad funcional en videojuegos

Yo cuando jugaba a videojuegos, el personaje de Bentley de Sly 2, para Play Station 2 va en silla de ruedas.

Sí, tengo la Play 2 y la primera XBox que salió y me pasaba las mañanas de verano jugando al «Prince of Persia: las Arenas del Tiempo», al «God of War», (estos dos, a veces, con ayuda de mi padre), y al «Sly», que jugaba sola. Me encantaba ese juego.

También está este pequeño vídeo de Mario Bros, que me encanta, nunca me canso de verlo. Es maravilloso.

O el juego de BloodBorne, donde aparece un cazador en silla de ruedas.

Huntsman de "BloodBorne"

Me ha venido a la mente otro juego, mucho más reciente: Overwatch, para Play Station 4. Lo ha creado el artista surcoreano Kirim Son. El juego consta de representación del colectivo LGTB, en los personajes de Soldado: 76 y Tracer, y de personas con diversidad funcional, el personaje de Sinaes, que es ciega y le acompaña su perro guía, y el personaje de Kjell Berg, un policía en silla de ruedas.

 

Accesibilidad videojuegos: personajes con diversidad funcional

Overwatch también trae opciones de contrastes de color para daltonismo.

Accesibilidad: Opciones de daltonismo en el juego Overwatch

Parece ser que va a haber una segunda parte de Overwatch.

La verdad es que poco a poco se van integrando más personajes con diversidad funcional en los videojuegos. Y es muy necesario por una sencilla razón: se ajusta más a la realidad de la sociedad. Hay que ir avanzando muchísimo en este tema y sobre todo, otro igual de importante o más: erradicar la cosificación de los personajes femeninos en los videojuegos. Se representa el típico personaje de una princesa a la que hay que salvar. También a mujeres sexys. Y se hace solo porque es rentable, porque atrae a los consumidores, porque es la estrategia de marketing que mejor funciona.

Acabar con los estereotipos sexistas

Por otra parte, hay que acabar con los estereotipos y comentarios sexistas que aguantamos las mujeres solo por jugar y por el hecho de serlo. Hay que dejar a las mujeres que demuestren su valía sin cuestionar su profesionalidad, ni sorprenderse porque le gane a un hombre. O comentarios como que los hombres genéticamente juegan mejor que las mujeres. Es una lucha constante.

Y para acabar, pido a toda aquella persona que se dedique al dibujo o al anime (en este último se ve algo más), intente ser más inclusivo que haga dibujos de personas en silla de ruedas. Que nos veamos representados también a través del dibujo. Y sobre todo, también para que se normalice la diversidad funcional en todos los ámbitos. Una pareja donde las personas estén en silla de ruedas. O uno de los dos. Dándose un beso o con un niño en brazos, algo. Algo normal. Que parece que solo estamos enfermos, de hospitales o practicamos deporte. O hacemos de todo, pero solos. Hay dibujos que están muy infantilizados.

Que es cierto que hay gente que está muy afectada, pero hay gente que con ayuda se pueden desenvolver solos y pueden llevar una vida normal.

En definitiva, que se hagan dibujos que evoquen sentimientos, emociones, que sean reales. Que sean realistas. Que somos personas como cualquier otra, que sentimos, con independencia de nuestro género, diversidad funcional, raza, y etnia.

Este es de los pocos que he encontrado.

Accesibilidad: Pareja en silla de ruedas a punto de darse un beso

accesibilidad: anime. Personajes en silla de ruedas

 

Ypor supuesto, es necesaria la visibilidad también en el mundo de la animación. Un ejemplo es el cortometraje «Cuerdas», basada en la historia de Nicolás, un niño con Parálisis Cerebral. En el año 2014 fue ganador de un Goya.

La historia es dura, pero hace pensar. En el mundo necesitamos más gente como su amiga María.

Reflexión: Educación en valores y accesibilidad

Introducción

Llevo unos días pensando en cómo escribir esta entrada porque cada vez que oigo una conversación da pie a otras ideas que ayudan a reflexionar y a plantear cosas que son importantes a mi parecer. Para la vida en general.

Reflexión: Educación en valores y accesibilidad

Os voy a contar una cosa que me ha pasado ya muchísimas veces, y siempre llego a la misma conclusión: hay que educar en valores.

¿Por qué cuento esto?

Parece una tontería que lo cuente porque parece que siempre me voy a repetir y voy a aburrir.  Pero es que el problema se sigue repitiendo y siempre es el mismo.

Hace unos días conocí la historia de Gennet Corcuera, una persona natural de Etiopía, y que se ha convertido en la primera persona sordociega licenciada en Educación Especial en Europa. Está trabajando en un centro en Sevilla. Nació sorda y poco a poco se fue quedando ciega a los 2 años. Pero nunca desistió de su empeño para lograr su objetivo: ser profesora venciendo al miedo y a la oscuridad.

El tema es que sus compañeros tuvieron que hacer algo para ayudarla, para poder comunicarse con ella: aprendieron lengua de signos apoyada y un día la sorprendieron pasando uno por uno a su lado. Así ella fue consciente de que podía comunicarse con ellos. Es más, han hecho una película sobre su vida en la que ella misma es protagonista.

Entonces aquí viene la cuestión que yo me planteo que es lo mismo que me pasa a mí cuando me preguntan por qué voy en silla de ruedas.

La respuesta es tan simple como decir que tengo un problema motórico y no puedo caminar bien. Bueno, camino de la mano. Así con naturalidad y sin miedo.

Y hablando de sillas de ruedas, aprovecho aquí para decir, que no me llevo muy bien con las barreras arquitectónicas. Cada vez que se hagan obras, pensad en una rampa a ras de suelo. Por cierto, que aquí en Chiclana se está metiendo el gas ciudad, que se hagan rampas en cualquier sitio que sea necesario. Es aplicable a cualquier ciudad que lo necesite. Lo establece la disposición adicional tercera del RDL 1/2013 de 29 de noviembre

Ahora bien, volviendo al tema de la educación, lo que quiero comentar es lo siguente:

Cuando estamos estudiando, independientemente del ciclo y el curso en el que te encuentres ocurre lo mismo: contigo tienes 25 o 30 compañeros más, y SÓLO ellos son los que se benefician y aprenden con nosotros. ¿Qué pasa con las otras clases, donde no tienen a una persona con diversidad funcional? Esas personas nunca tratan con personas con diferentes patologías y por eso les pica la curiosidad si se encuentran con la oportunidad y es normal que pregunten.

Reflexión general

A partir de aquí, surge una reflexión general, que sirve para todo el mundo con independencia de la profesión a la que se dedique: es bueno educar en valores porque se aprende.

Pero me gustaría plantear la siguiente cuestión para toda aquella persona que se dedique a la docencia, principalmente cuando el alumnado está cursando la primaria, (también vale para todas las edades y a todos los niveles de educación): de todas las actividades culturales que se realizan, cosa que me parece muy bien porque todo es necesario, debería dedicarse algunas a tratar con la persona que tiene la patología en cuestión. Hacer algo, buscar una solución, realizar actividades de concienciación, para que el resto del alumnado aprenda también. Y aprendan a enriquecerse también y sea una actividad de reflexión, de aprendizaje. Aunque sé que se está haciendo en la medida de lo posible, es muy importante que conozcan que todos y todas somos iguales y no tengan miedo de hablar, de tratar, de intentar conocer, de intentar ayudar y nunca viene mal recordarlo.

No se debería cargar al alumnado con tantas tareas ni actividades extraescolares, sino enseñarles a ser un poco más humanos y que aprendan valores.

Por aquí os dejo el tráiler de la película:

Y cuento una historia personal, que tuve la ocasión de presenciar cuando me presenté a las oposiciones. En el primer examen que se realizó, detrás mía se sentó una persona sorda, que no tenía intérprete de signos, con lo cual no se enteró de nada. Quise ayudarla, pero obviamente no pude. Se está incumpliendo el artículo 9.2e de la Convención Internacional de las Personas con Discapacidad.

Y en España la Ley 27/2007 de 23 de octubre. Y en Andalucía la Ley 11/2011 de 5 de diciembre.

 

Y planteo aquí otra cuestión muy importante, para encarrilar el post. Hoy en día la formación se lleva a cabo, aparte de en los centros y en las universidades, por cursos online. Para las diferentes plataformas de cursos se requieren subtítulos. Y también, si tenemos en cuenta a la comunidad sorda, pues obviamente, estas personas no pueden disfrutar del contenido que hay en la red. Pilar Lima, una diputada por las Cortes Valencianas, solicitaba dos intérpretes de lengua de signos. Igual que ella tiene derecho a hacer su trabajo como cualquier persona normal, las personas sordas tienen que poder acceder al contenido en la web, y en su día a día con cualquier cosa que hagan.

El otro día estuve en el otorrino, de revisión anual, y claro, la tecnología va cambiando y por supuesto, siempre hay mejoras. Bueno, pues me comentó que van dando ayudas según rango de edad en cuanto a audífonos, y eso es algo absurdo, no tiene sentido.

Cuando se trata de patologías permanentes, como la paralisis cerebral, la pérdida auditiva, o la ceguera lo son para toda la vida y esas ayudas nos sirven para convivir en sociedad. Son cosas necesarias para siempre. Es como si a una persona ciega le quitas el bastón, ¿cómo se orienta? O el lector o una línea braille, ¿cómo se desenvuelve por internet? Y una persona con pérdida auditiva sin audífonos está desconectada del mundo.

Otra cosa muy importante es no poder expresar verbalmente lo que sientes, lo que te preocupa y lo que quieres. Hay muchísima gente con parálisis cerebral y patologías afines que no pueden disfrutar de algo tan normal como hablar. Algo que hacemos todos los días con total normalidad. Y gracias a la tecnología disfrutan de ello.

A modo de información, el otro día en televisión vi un programa de La 2, que se llama «En lengua de signos», en donde en diferentes ciudades de Andalucía llevan a cabo proyectos musicales en lengua de signos en la que participan personas sordas con personas oyentes. Una bonita manera de acercar e integrar a la sociedad a través de la música.

Y un ejemplo que tenemos aquí conocido por todos: Rozalén y su intérprete de signos Beatriz Romero, con «La puerta violeta». Y por estas cosas me gusta Rozalén, crea conciencia a través de la música.

O por ejemplo, sevillanas en lengua de signos, ahora que estamos de ferias por Andalucía.

Os dejo aquí la película «La familia Bélier», en donde todos los miembros de la familia son sordos, excepto uno de ellos.

Y por aquí, la Confederación Española de Familia de Personas Sordas (FIAPAS) pide hacer más accesible la Fiesta del Cine para las personas sordas.

Y también lengua de signos en el Teatro Falla. Clara, la intérprete que signó una de las piezas en el Falla, proponía lo siguiente: «¿Por qué no en la Gala de los Goya un intérprete para las personas sordas?» No sólo lo pido yo, lo dice una intérprete de signos que tiene amigos sordos.

Y no podía acabar el post sin hablar un poco de mí:

Yo tengo parálisis cerebral espástica, un ojo vago, el derecho, con 13 dioptrías, algo incorregible. (Sólo se puede corregir hasta 9 o 10 dioptrías) y el izquierdo con 3 dioptrías de miopía y 1,75 de astigmatismo. Eso sí, por supuesto, me lo tengo que cuidar, porque es el que tengo.

Llevo audífonos retroauriculares, es decir, de los que el audífono se coloca por detrás de la oreja, que es el que me corresponde por la perdida auditiva que tengo, que es hipoacusia severa neurosensorial bilateral, es decir, una pérdida de 70 a 90 dB en los dos oídos. Un 60% en graves y un 80% en agudos. Tengo mejor el oído izquierdo.

Por otro lado, hay personas que usan los intracanales, que son los que les corresponde por tener una pérdida menor, pero he descubierto que han fabricado uno más estético para pérdidas más grandes. Pero cada caso es diferente y cada pérdida es diferente. En función a eso, cada cual requerirá una ayuda u otra. O incluso un implante coclear.

Por otro lado, para mí mantener una videoconferencia a través de cualquier red social, me cuesta mucho y no puedo seguirlas con normalidad. La mayor parte del tiempo termino preguntando: «¿Qué dices?» porque no oigo bien. El teléfono lo uso muy poco, solo con las personas de mi entorno y poco más. Sólo alguna llamada por si la necesito, porque conozco las voces, y me es más fácil poder conversar.

Y para acabar, dejo aquí una película con la que personalmente me siento identificada en muchos aspectos porque rompe con lo que la sociedad cree y piensa de nosotros: la eterna infantilización. Es preciosa. Más películas así, por favor. Laila, la protagonista, tiene parálisis cerebral.

Por cierto, está disponble en Netflix.

Y aquí os dejo un programa de La 1 que se llama «Donde comen dos», cuyos protagonistas son Juan Manuel Montilla «El Langui» y Pablo Pineda, donde tratan de normalizar la diversidad funcional.

Juan Manuel Montilla, "El langui", Pablo Pineda y Pablo Carbonell

 

Que cada cual piense cosas en su campo, según su profesión. Crear jornadas, charlas, cursos, lo que haga falta. Crear conciencia, cada vez más y que nos ayudemos entre todos. Entre todos y todas podemos cambiar las cosas. Paso a paso, hacia delante.

Cuando dejemos de lado la segregación podremos hablar de inclusión 

Apps de Google para personas con pérdida auditiva

Live Transcribe: Transcribe en texto una conversación en tiempo real.

Accesibilidad web: Uso de la x y la arroba para lectores de pantalla

Introducción

Me he decidido a escribir esta entrada sobre el comportamiento de los lectores de pantalla debido a las dudas que hay en relación a por qué afecta la lectura a través de esta tecnología de asistencia si aplicamos el lenguaje inclusivo. Es una duda que se ha repetido ya muchas veces, y esta vez lo escribo en un post para que quede claro.

Hablando en términos generales: eliminar la carga de género

Así hablando en términos generales, mucha gente utiliza la x y la arroba para hablar de manera inclusiva. Incluso con la x o la e, la utilizan para que las personas pertenecientes al colectivo de  Gais, Lesbianas, Bisexuales y Transgénero (LGTB), principalmente las personas trangénero, no se sientan excluidas. Al utilizar la x o la e presenta una dificultad a la hora de leer esas palabras en un lector de pantallas. A fin de cuentas, tenemos que hablar de PERSONAS, y por ahí es una buena manera de empezar a cambiar la forma de expresarnos.

x y arroba para lectores de pantalla

Otra cosa diferente pero también importante, es el uso sexista del lenguaje, en el que se emplea el masculino genérico. Por lo tanto, si se trata de generalizar y de hablar para la gente, para el público en general, lo mejor es eliminar la carga de género, siempre que se pueda. Intenta escribir frases cortas, porque así es más fácil pensar un poco y darle las vueltas a las cosas para que todo el mundo se sienta incluido. Hacer esto nos sirve para darnos cuenta de la riqueza lingüística que posee nuestra lengua. Si nos adaptamos y nos acostumbramos a esto, llegará un momento en que nos saldrá solo, sin pensar.

Las normas para evitar el masculino genérico:

  • El relativo que ha de evitarse cuando le preceda un artículo masculino singular o plural (el o los). Se podrá sustituir por «quien» o por el genérico «persona».

Ejemplos:

El que se haya matriculado, deberá pagar unas tasas (sexista).

Quien se haya matriculado, deberá pagar unas tasas (no sexista).

La persona que se haya matriculado, deberá pagar unas tasas (no sexista).

De la misma manera se procedería con el plural.

  • Cuando se trata de los indefinidos «uno», «alguno» y sus plurales, se sustituirán por el genérico «persona» o se aplicará un procedimiento que sea igualitario.

Ejemplos:

Unos se matricularon y no pagaron tasas (sexista).

Unas personas se matricularon y no pagaron tasas (no sexista).

Algunos se matricularon y no pagaron las tasas (sexista).

Algunas personas se matricularon y no pagaron las tasas (no sexista)

Por ejemplo, si hablamos de dar la bienvenida a la web:

«Bienvenidos a mi web de accesibilidad y usabilidad»

Si queremos eliminar la carga de género lo podemos poner así: «Te doy la bienvenida».

Otro ejemplo: Cuando se trata de un grupo de varias personas que forman un equipo de trabajo, hay mucha gente que pone: «Sobre nosotros». Se puede sustituir por: «El equipo» o «Quiénes somos».

La documentación que aquí expongo es bastante interesante para echarle un vistazo. No puedo poner más ejemplos porque se me hace muy largo el post.

Uso de la x y la arroba para lectores de pantalla

Volviendo al tema que nos incumbe, que es lo que nos preocupa: el uso de la x y el uso de la arroba.

Teniendo en cuenta el ejemplo anterior, ya en el documento nos especifica el por qué no es recomendable la arroba para referirse a ambos géneros (el masculino y el femenino). Setrata de una práctica mal utilizada por la gente para no discriminar y por rapidez a veces, pero realmente no es correcto. Y por supuesto, para las personas que usan que usan lector de pantallas es un problema de accesibilidad.

Que quede claro también: la arroba se utiliza para hablar de las redes sociales y para los correos electrónicos.

Para empezar nos encontramos con tres fórmulas específicas para escribir en la web. La primera de ellas es la fórmula de saludo.

Para el lector de pantallas, la arroba la identifica como tal, y la lee como tal.

Información donde se aplica un uso no sexista del lenguaje a la hora de saludar

Otra es la fórmula de contacto.

Y aquí, las alternativas que hay:

Usar la forma de contacto sin lenguaje sexista

Y también tenemos la fórmula de acceso a un área personal. Aquí volvemos a tener el problema de la arroba. En este caso como alternativa no sexista nos da la opción de «persona usuaria». Tengo que decir que esta alternativa la he usado ya en mi web a la hora de escribir los artículos.

Fórmula de acceso a un área personal

Análisis de otro tipo de lenguajes no textuales

empleo de lenguaje no sexista en lasimágenes

empleo de lenguaje no sexista en el contenidos multimedia, enlaces y el nivel de los contenidos

Ejemplos de webs con un uso sexista del lenguaje o con problemas de accesibilidad

Aquí investigando, he elegido varias webs al azar en donde pueda haber problemas de este tipo.

Nos encontramos con la web de la Escuela Oficial de Idiomas de Pamplona, donde hay una Zona de Usuarios. Se puede sustituir por «Área de acceso privado», «Área privada» o «Área personal».

zona de usuarios de la Escuela Oficial Idiomas Pamplona

Dentro de esta web en el apartado de contacto, hay un problema de usabilidad. Siempre conviene recordar cómo hacer formularios usables.

problema de usabilidad en el formulario de contacto de la EOIP

 

Otro sitio web que presenta problemas es la de la Agencia Tributaria. En la imagen se muestra a una mujer y el mensaje es «así mejoramos todos», por lo tanto, no es muy acorde con la fotografía.

agencia tributaria

Y la forma de contacto tampoco es correcta:

contacte

Otro ejemplo con un problema de accesibilidad es la web de la Asociación Gallega de las Personas con Síndrome de Asperger. Utilizan la arroba para referirse a las personas usuarias.

Asociación gallega de las personas con síndrome de asperger. Usan la arroba para referirse a las personas usuarias. Es un error de accesibilidad para los lectores de pantalla

Y así, podría enumerar miles de ejemplos más que te puedes encontrar por internet.

Para terminar, las WCAG en el criterio 3.1.4 se trata el tema de las abreviaturas. «Se proporciona un mecanismo para identificar la forma expandida o el significado de las abreviaturas.» Es difícil entender una abreviatura, por lo que desaconsejan su uso.

Pruebas con NVDA

Por ejemplo, con NVDA, con Windows 7 y Firefox 66.0.5:

En cada una de las palabras dice: «Error de ortografía»

  • la abreviatura hijos/as la lee «hijos barra as».
  • Si escribiéramos «hij@s», lee «hij arroba ese».
  • Y la palabra «Ellxs», la lee Ells.

Es decir, tanto la x como la arroba y las barras son un problema para la accesibilidad de los lectores de pantalla.

Números de teléfono

Para el lector de pantalla un número de teléfono compuesto por 9 cifras sin espacios, 600521460 lo lee en millones.

Es preferible poner las cifras en bloques de tres y así es más cómodo de recordar: 600 521 460 o también separar las 6 últimas cifras de 2 en 2: 600 52 14 60.

Emoticonos

Los emoticonos son carácteres tipográficos, por lo que, cuando usamos las redes para expresar emociones a través de ellos, estamos fastidiando a la persona que usa lector de pantalla. Imaginaos que ponemos 4 veces el icono de las manos aplaudiendo, pues el lector lee 4 veces «manos aplaudiendo». Es muy pesado y hace que la persona deje de leer.

Por otro lado, tampoco se pueden simular caras con signos de puntuación. El lector al simular una cara, lee «punto y coma cerrar paréntesis». Si podemos evitarlo, mejor.

 

 

 

 

 

Vocabulario correcto: Minusvalía por diversidad funcional.

A veces, a la hora de entablar una conversación con una persona con diversidad funcional no se usan las palabras adecuadas. Es por lo que he visto necesario hacer esta entrada para aclarar y dar a conocer los problemas con los que nos solemos encontrar cuando la gente desconoce este tema.

Usar el vocabulario correcto: minusvalía/discapacidad por diversidad funcional

Cambiando el vocabulario

 

minusválido, da.

(Del lat. minus, menos, y válido).

1. adj. discapacitado. U. t. c. s.

discapacitado, da.

(Calco del ingl. disabled).

1. adj. Dicho de una persona: Que padece una disminución fisica, sensorial o psíquica que la imposibilita total o parcialmente para el trabajo o para otras tareas oradinarias de la vida. U. t. c. s.

disminuido/a.

(del part. de disminuir)

1. adj. Que ha perdido fuerzas o actitudes o las posee en grado menor a lo normal. Aplic a pers., U.t.c.s.

Vamos por la calle o en cualquier conversación muchas veces se escuchan palabras como inválido, minusválido, disminuido… esas palabras resultan peyorativas y pueden ser ofensivas para este colectivo.

Problemas que se suelen dar

Esas típicas afirmaciones que se hacen sin saber.

Cuando te tratan de pobrecito/pobrecita. Y pienso:

Pero vamos a ver, ¿pobrecito/pobrecita de qué? ¿Tú has intentado preguntarme? ¿Has intentado hablar sin suponer cosas que no son? Lo que digo que hay que tener cuidado con esas expresiones porque la persona te puede entender perfectamente y puede sentirse mal con esas palabras.

Y hay veces que cuando hablo, la persona te pone cara de «Ah, pero tú hablas» y es cuando dices: Te recuerdo que ir en una silla de ruedas no limita tus capacidades, ni mucho menos la capacidad intelectual ni del habla. La persona que vaya en silla te puede entender lo que le dices.

O cuando te viene una persona que te empieza a gritar como si no entiendieras nada. Y es cuando le dices: ¿Puedes hacer el favor de hablarme normal, que estás aquí al lado y te estoy escuchando? De verdad, no entiendo por qué gritan o qué consiguen con eso.

O incluso, algún comentario que le hicieron a mi madre hace algunos años: ¿Cómo está tu hija la subnormal? Y mi madre respondió: «Mi hija no es subnormal, tengo una hija con parálisis cerebral».

O cuando vas paseando y observas a una persona con su hija que le está dando un paseo, que ella está bastante afectada y le llega una persona que no tiene otra cosa que decirle. «Pues si tu hija está así, mejor que no esté en este mundo». Así, literal. Como lo leéis. Nos quedamos frías pensando: «¿y esta tía de qué va?»

Y yo reflexiono: Sea como sea, y sea cual sea su condición, es una PERSONA, y como tal se merece respeto.

Usando los términos correctos

Muchas veces, la verdad, es que no se conocen bien las cosas y se utilizan las palabras incorrectas. Puede pasar que le ocurra a personas mayores que a lo mejor, no saben cómo formular las preguntas, o les sale sin pensar por desconocimiento. Y hasta cierto punto se puede entender.

Pero cuando se trata de gente que insultan porque sí, sin pensar que somos personas y que tenemos sentimientos, la verdad es que es muy difícil que aprendan las cosas. Yo no he tenido nunca problemas de ese tipo porque no lo he permitido. Y no he hecho caso a los comentarios ofensivos.

Pero como siempre se dice «hay de todo en este mundo» y la verdad que lo que tenemos que hacer es educar en muchos campos.

Cuando tratamos a las personas, son eso, PERSONAS. Por lo tanto, en vez de usar palabras que puedan resultar molestas, deberíamos usar los términos: Persona con movilidad reducida o persona con diversidad funcional. Hay quienes prefieren decir personas con discapacidad, (que de hecho, es lo que establece la legislación desde el año 2007), pero a mí me gustan más las dos anteriores. ¿Por qué? Porque el prefijo dis- denota negación de algo.

Por ejemplo, aquí os dejo una foto de una señal de una plaza de aparcamiento, cuyo mensaje se debería usar en todas las ciudades.Señal de tráfico con el nombre correcto: diversidad funcional

Siguiendo el ejemplo, deberían cambiar los términos a los cuales hace referencia a este colectivo en la legislación. Por ejemplo, en el artículo 49 de la Constitución:

Artículo 49

Los poderes públicos realizarán una política de previsión, tratamiento, rehabilitación e integración de los disminuidos físicos, sensoriales y psíquicos, a los que prestarán la atención especializada que requieran y los ampararán especialmente para el disfrute de los derechos que este Título otorga a todos los ciudadanos.

¿Qué vengo a decir con todo esto?

Que para avanzar tenemos que cuidar el trato con las personas con diversidad funcional en todos los ámbitos: En la calle, en el trabajo, en los carteles para los aparcamientos, en la legislación y en todo lo que se haga en el día a día. Que la sociedad se acostumbre a usar las palabras correctas o adecuadas.

Ahora pongo aquí una pequeña reflexión que conviene recordar:

«Si enseñamos a la gente y a los y niñas a aceptar la diversidad como algo normal y a cuidar el vocabulario, no será necesario hablar de inclusión, sino de convivencia»

Porque la diversidad nos enriquece.

 

 

 

 

¿Qué es para mí la discapacidad?: Visión personal

Me he animado a contar qué es para mí la discapacidad, ya que se ha celebrado en estos días el Día Mundial de la Discapacidad.

¿Qué es la diversidad funcional para mí?

Visión personal de la discapacidad/diversidad funcional.

Después de poneros una entrada con la legislación, toca escribir un poco sobre lo pienso y siento. Con la ley, las cosas van muy lentas porque prácticamente no nos tienen en cuenta y porque no se cumple, así que lanzo mi mensaje:

La discapacidad o diversidad funcional, (me gusta denominarlo así), es la palabra correcta. ¿Por qué? Porque el prefijo dis- implica negación de algo. Entonces, ¿que quiere decir, que yo soy menos capaz que tú o que yo no soy capaz? Eso es totalmente falso. Cada persona es capaz de una manera distinta.

Por otro lado, no sólo están las barreras arquitectónicas, sino también las barreras mentales. Las barreras mentales, como la propia palabra dice, están en vuestra mente. Los límites los pones tú, están en tu cabeza.

Y yo pregunto: ¿Por qué existe tanto miedo a hablar o a tratar con una persona con algún tipo de dificultad? ¿Por qué pensamos que una silla de ruedas limita nuestra capacidad? ¿Por qué no pensamos en las capacidades de las personas?

Hay gente que, bien por miedo, por desconocimiento o por pena no sabe cómo reaccionar. Sí, por pena, lo he escuchado muchas veces. Y yo pienso, ¿pena de qué? De verdad, no tenéis que sentir pena. Si tenéis la suerte de conocer a personas con algún tipo de patología, síndrome o lo que sea, os pido por favor, que actuéis con normalidad. Que preguntéis, que no mordemos.

Me he encontrado con madres que le dicen a sus hijos que no pregunten, que a ver si me voy a molestar. Es justo al revés, si los niños preguntan es porque tienen curiosidad por saber y por ayudar. Con una respuesta ya se quedan tranquilos, o al menos, más conformes. A los padres les digo que no pasa nada, que es normal.

Una de las cosas que podemos ofrecer, es un punto de vista de la vida totalmente diferente. En mi caso, desde una silla de ruedas (en otros casos, será en función de los problemas que tenga la persona en cuestión). Por ejemplo, unas muletas, un bastón, unos audífonos o un tablero de comunicación.

¿Que para qué sirve esto? Muy sencillo. Puedes aprender otras cosas, puedes aprender de nosotros y enriquecerte como persona. Y también los niños. Cada uno de nosotros es diferente y te aporta algo distinto.

La diversidad funcional es aprender a aceptarnos tal y como somos, y querernos como tal. Vamos a dejar de pensar en el físico y pensemos en las personas.

Las circunstancias del destino… que un día nos pusó ahí por algo. Y ese algo es enseñar a la sociedad que a pesar de todo, dentro de nuestras capacidades y siempre y cuando el entorno nos acompañe, somos capaces. Para conocer a la gente hay que tener paciencia. Paciencia para que nos dé tiempo a decirte lo que queremos de la mejor manera que podamos, aunque sea lo más simple del mundo. Somos personas que piensan y sienten como cualquier otra, y eso muchas veces a mucha gente se le olvida.

Una cosa muy importante es que para mí, cada día es una lucha constante por aprender y también me sirve para superarme a mí misma. Porque cuando consigues lo que quieres, nadie conoce el esfuerzo que hay detrás. Nadie lo sabe. Nadie te regala nada. Pero lo mejor, es que una vez que la puerta se abre, ya el camino es todo tuyo. Sólo te queda seguir caminando hacia delante para llegar a la cima. Sólo hay que confiar en uno mismo.

La vida consiste en ser feliz con lo que haces, siguiendo tu ritmo. Sin correr, pero sabiendo lo que haces a cada pasito que das. Creo que no hay mayor satisfacción personal que esa, la de superarnos a nosotros mismos.

Conclusión

Sólo quedar recordar una cosa: Valora lo que la gente puede hacer. Olvídate de lo demás. Tanto la silla de ruedas, como el bastón, los audífonos o el tablero de comunicación, son una ayuda más en nuestra vida diaria. Es algo que necesitamos para poder convivir en sociedad y vivir nuestro día a día.

Por todo esto, pienso que más allá de la ley, es muy importante la visibilidad y crear conciencia: Para conseguir el respeto y cambiar las miradas de una sociedad que aún tiene un concepto erróneo de la diversidad funcional. Cada uno de nosotros desde cualquier parte del mundo lo hace como puede. Aún queda mucho por hacer y nadie nos va a parar.

Si cambias tu mirada, cambiará nuestra realidad