Accesibilidad web: Cómo funciona un lector de pantalla

Cómo funciona un lector de pantalla

Para aquellos usuarios que usan software de lectura de pantalla como JAWS, NVDA o VoiceOver para acceder a la información en la Web, la experiencia del usuario puede ser bastante diferente de la de quienes pueden ver visualmente el contenido.Pero la gente prefiere pasar directamente a los detalles técnicos:

  • ¿Qué teclas presionar?
  • ¿Con qué lector de pantalla debería probar?
  • ¿Qué navegador debería usar?

 

lector_de_pantalla

Si bien todas estas consideraciones son importantes, lo mejor es dar un paso atrás y preguntarnos:

¿Cómo es la experiencia y cómo puedo simular esa experiencia si puedo ver la pantalla?
Para ello, lo vamos a explicar con un ejemplo muy claro para que se entienda bien.

Una puerta abierta

Imagina que acabas de abrir una puerta y estás mirando una gran sala de conferencias.
En el centro de la sala hay una gran mesa de conferencias con 10 sillas (5 en cada lado de la mesa).

Sentados en la mesa hay 2 hombres y 2 mujeres. Las 4 personas están sentadas en el mismo lado de la mesa (están frente a la puerta en la que estás parado). En el otro extremo de la sala (detrás de la gente sentada en la mesa) hay 3 ventanas grandes que dan a un patio con bancos, flores y árboles pequeños.

En el lado derecho de la sala hay un mostrador con una cafetera y un microondas encima.

El lado izquierdo de la sala tiene un gran televisor de pantalla plana montado en la pared.

Suponiendo que no está familiarizado con el diseño de esta sala, ¿qué es lo primero que haría al abrir la puerta? Escanear visualmente la habitación de izquierda a derecha. Algunos la pueden escanear de derecha a izquierda. Otros pueden primero mirar la mesa en el centro y luego escanear el perímetro de la habitación.

Sin embargo, no importa cómo lo hagas, la mayoría escanearía la habitación de alguna manera con la vista para tener una idea rápida del diseño y el contenido de la sala.
El escaneo sólo puede tomar unos segundos y la mayoría ni siquiera se darán cuenta de que lo hicieron.

A continuación, nos podemos centrar en ciertos elementos de interés, como las personas sentadas en la mesa o en la televisión de pantalla plana.

Una habitación oscura

Ahora, imaginemos la escena y esta vez cuando abramos la puerta, la habitación estará completamente a oscuras. No hay luz y no se puede ver absolutamente nada a primera vista. Sin embargo, nos han dado una pequeña linterna y cuando la encendemos, la luz nos permite ver un área pequeña a la vez.

¿Cómo observarías ahora el contenido de la habitación?

Algunos pueden mover la luz de izquierda a derecha comenzando por los pies y alejándose.
También se puede empezar desde la parte posterior de la habitación y mover la linterna, mientras que otros pueden apuntar la linterna al azar en varios lugares de la habitación sin un patrón en particular. A medida que mueva la luz por la habitación, tendrá que construir un mapa mental o una imagen de lo que hay en la habitación y cómo está distribuida.
La construcción de este mapa mental llevará mucho más tiempo que el escaneo visual de la sala cuando todas las luces estaban encendidas.
A medida que movemos la linterna, tendremos que recordar cada cosa que hemos visto y cómo se relacionan todas juntas.

Si olvidamos dónde se encuentra algo, llevará más tiempo localizarlo:

¿el mostrador con la cafetera estaba en el lado derecho de la habitación o estaba en la parte de atrás? ¿Cuántas personas había en la mesa, 4 o 5?

Responder estas preguntas cuando puede ver toda la habitación a la vez requerirá poco esfuerzo, pero contestarlas cuando solo puede ver un área pequeña a la vez llevará mucho más tiempo.

Un escenario análogo

Este segundo escenario es análogo a cómo un usuario de lector de pantalla revisa una página web o una aplicación de móvil.

Si bien los comandos del teclado o los gestos táctiles pueden mover el software de lectura de pantalla alrededor de la página, solo es posible leer una cosa a la vez.
No hay forma de que el usuario con discapacidad visual tenga una visión general rápida (de 1 a 3 segundos) de la página, similar a lo que podría hacer alguien que pueda ver la pantalla.

Afortunadamente, si se utilizan técnicas de navegación de página accesibles como encabezados o regiones, esto puede ayudar a los usuarios del lector de pantalla a enfocarse en ciertas áreas de la página.

Volviendo a nuestro escenario de habitación oscura desde arriba, imagina que ahora hay pequeños puntos rojos de luz en los elementos clave de la habitación: como la mesa, el mostrador, la televisión y cada persona sentada en la mesa. Hay que usar la linterna para mirar alrededor, pero los puntos rojos le dan una idea de dónde se encuentran las cosas más importantes.

Otro desafío importante que pueden enfrentar los usuarios de lectores de pantalla es cambiar dinámicamente el contenido de una página.

Volviendo a los ejemplos de habitaciones claras y oscuras, imagina que uno de los hombres se levanta y se mueve al otro lado de la mesa.

Ahora hay 2 mujeres y 1 hombre en un lado de la mesa y 1 hombre en el otro lado.
En el ejemplo de la habitación iluminada, lo más probable es que notemos el movimiento mientras sucede. Incluso si no estuviéramos mirando directamente al hombre que se movió, probablemente notaríamos el movimiento por el rabillo del ojo y nos percatamos de lo sucedido.

En cuanto al ejemplo de la habitación oscura, sería muy difícil saber que algo sucedió a menos que tengas el haz de la linterna directamente sobre el hombre que se movió en el momento preciso.
Es más probable que nunca sepa que se movió hasta algún momento después, cuando mueve la luz sobre la silla que dejó libre.

En efecto, esto es lo que sucede cuando el contenido de la página cambia pero no alerta el software de lectura de la pantalla. Es posible que el usuario nunca sepa que algo cambió en la página a menos que se muevan a través de la nueva información y se den cuenta de que ahora es diferente.

Esto que he explicado se resuelve asegurando que con el contenido dinámico se usen técnicas como alertas o regiones en vivo que hacen que el software de lectura de pantalla anuncie la información actualizada al usuario.

En nuestro escenario de la habitación oscura, el hombre puede anunciar verbalmente que se está moviendo de un lado de la mesa al otro. Incluso si la luz no estuviera en él, escucharías el anuncio y entenderías mejor lo que está cambiando.

En una ilustración final, tomemos las ventanas que dan al patio. En el escenario de la habitación iluminada, se podrá ver rápidamente que las ventanas dan a un patio con bancos, flores y árboles. Sin embargo, en el ejemplo de la habitación oscura, incluso si apuntabas la luz hacia las ventanas, no podrías ver lo que estaba afuera.
Esto ilustra elementos visuales como imágenes que no tienen una etiqueta de texto asociada.
Por ejemplo, el software de lectura de pantalla puede identificar que una imagen está presente en una página, pero la única forma en que puede comunicar información sobre la imagen es a través del texto alternativo que se le asigna.
Sin la etiqueta de texto, el usuario del lector de pantalla no tendría idea de qué se muestra en la imagen. En el ejemplo de la habitación oscura, se podría colocar un letrero junto a las ventanas con una descripción de lo que aparece afuera. Cuando usemos la linterna, entonces podremos leer el letrero.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *